viernes, 14 de septiembre de 2012

C - De visitas a chatarreros, almacenistas, subasteros, etc.

-Además de los Museos y del material exhibido y el de sus almacenes de reserva, mi afición por los motores me ha llevado a localizar el último escalón de la vida del material aeronáutico: los chatarreros y los subasteros que se adjudican lotes liquidados por las compañías y ejércitos.

-Es lógico tener sorpresas de vez en cuando. Da pena la mayoría de las veces el constatar con que "alegría" alguien se desprende de verdaderas joyas que deberían estar en el lugar adecuado. Y me ha ocurrido tanto en España como en Francia e Italia. Siempre hay personas que por desconocimiento o menosprecio se deshacen de parte de la historia.  Queda como última salvación el interés económico que puedan tener estos almacenistas que deciden volver a vender antes de enviar a la fundición.


-Por ejemplo en una visita a uno de ellos, cerca de Avignon, en el sur de Francia junto a un lote de asientos de Caravelle había un motor ATAR 101, seccionado para enseñanza. Un DEMO maravilloso, pero en estado de abandono por la suciedad y algún golpe. Por el precio, no pude salvarlo.


-He ahí el motor ATAR. Recuerdo que junto con el Nene fueron los dos motores típicos para representar un compresor axial y uno centrífugo durante mis primeros años de estudio.

Ref.:     (C)     RMV   

RECOMENDADO: Se puede leer todo el libro "Los Motores Aeroespaciales, A-Z" en FREE, "clickando" la llamada que hay en cada página de este Blog, en la columna de la izquierda y en el apartado "Páginas":


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada