miércoles, 9 de mayo de 2012

XLVI - El Planetario Jovilabium de La Aeroteca

Una máquina sorprendente que se encuentra en la Libreria Aeronautica Miguel-Creus "La Aeroteca" es un Planetario mecánico que gira muy exactamente y de acuerdo con la situación real de la parte del Universo allí representado.


Construido por el "Maitre Horlogier" (Maestro relojero) el Sr. Eduard Farré Olivé, director de la sección de relojes antiguos de la Escuela de Formación Profesional "La Virgen de la Merced" de la Zona Franca de Barcelona. Antes hizo un prototipo -de funciones mutiladas- que se encuentra en el Caixaforum de la ciudad.


Debido al polvo que podía influir sobre su marcha, se encerró en una especie de simulación de satélite artificial Telstar. Este Planetario Jovilabium (nombre añadido por tener Júpiter sus 4 satélites naturales girando) está basado sobre dos construídos hacia 1740. Lo que indica el nivel de aquellos tiempos.


El encerramiento se hizo con cierto sentido de la época como cristales viselados -para aumentar la luminosidad-. Posee labrados sobre figuras del horóscopo, de un reloj de agua árabe "Clepsidra" , una esfera armillar china de Su-Sung, el clásico dibujo de Leonardo sobre el cálculo de Tierra-Sol-Luna y un cuadro sobre "El Tiempo" de Hans Erni. Sólo en cuatro cristales laterales, el autor de éste blog se ha permitido la licencia de hacer emplomados de libre diseño.

Como en el siglo XVIII todavía no se habían descubierto Neptuno, Urano ni Plutón, NO están.  Este Planetario Jovilabium se sitúa en la sección de relojeria para pilotos -en zona VIP- de La Aeroteca.

ReF.: (XLVI)   RMV / E. Farré / La Aeroteca   

RECOMENDADO: Se puede leer todo el libro "Los Motores Aeroespaciales, A-Z" en FREE, "clickando" la llamada que hay en cada página de este Blog, en la columna de la izquierda y en el apartado "Páginas":


 Links relacionados: <Aerospacemarket BCN. blogspot>  <aeroteca.com> <simuteca.com> <librosaviacion.blogspot.com.es<avartja.blogspot.com.es>


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada