martes, 16 de abril de 2013

CLXIV - Los nuevos dirigibles son más maniobrables

-Alemania confía en los dirigibles, quizá por la historia que protagonizó el Conde Zeppelin a principios del siglo XX. Entiendo que sea un tema entrañable para los alemanes, no solo por la cantidad de dirigibles, sino por su tamaño. La maniobrabilidad se confiaba a la timonería y al hinchado o deshinchado de unas bolsas en el interior de los depósitos de gas, variando la flotabilidad, tanto para subir y bajar como para elevar o bajar la proa.


-Conocemos el fin  del Hindemburg que usaba el gas de hidrógeno. Las últimas teorías son que el barniz del tipo Novavia que impregnaba la tela también era altamente inflamable, lo que no ayudo en nada. Los dirigibles de hoy utilizan el gas helio no inflamable. Y la maniobra también ha variado como veremos en el caso de los Zeppelin NT, los últimos  hechos en Friedrichafen (lugar histórico de la construcción de esas naves, junto al lago Constanza).


-En los nuevos Zeppelin NT se disponen hélices basculantes. Hay tres motores Lycoming IO-360, con dos hélices en la parte media-delantera. Pero el dispositivo más característico esta en la popa.


-Vemos que la hélice de guiñada no bascula pero tiene el paso de las palas variable incluso reversible para mover a derecha e izquierda la popa. La hélice de empuje que bascula, también se utiliza para elevarla o bajarla, inclinando el dirigible longitudinalmente, para picada o subida del dirigible.


-Es un sistema que no deja las maniobras a merced de la atmósfera y sus movimientos. En definitiva, dá un Control Positivo de la nave.

ReF.:  (CLXIV)   RMV / Museo Friedrischafen / Zeppelin NT    


RECOMENDADO: Se puede leer todo el libro "Los Motores Aeroespaciales, A-Z" en FREE, "clickando" la llamada que hay en cada página de este Blog, en la columna de la izquierda y en el apartado "Páginas":



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada